MARIANO1

INSTRUCCIONES PARA SALIR DE ESTE PANDEMONIUM

Este mes Mariano Cognigni escribe sobre un tema que desconoce, tal como lo hace siempre. Pero esta vez da un paso más allá: tiene la caradurez de dar instrucciones conductuales cual experto en la materia. Desde la redacción de Nuevos Matices no sabemos si alguna de estas recomendaciones le van a servir de algo, pero estamos seguros que al menos le van a robar algunas sonrisas, algo que no es poco en estos tiempos que corren

Instrucciones para salir de este pandemonium:

Si a usted le parece que esta peste nos dejó medio chapita, usted está en un error: nos dejó locos del todo. Pero siempre se puede estar peor. Los niveles de felicidad no son muy altos. Cuando sentimos que “tocamos el cielo con las manos” no es que hayamos alcanzado la plenitud, se trata de nubes bajas o, más habitualmente, del humo de algún incendio forestal. La escala ascendente del ánimo es petizona, no llega más allá del cielo raso. En cambio hacia abajo hay siete profundos círculos de infierno como para ir entrando en calor.

Así las cosas, es mejor que no se queje más, no sabe cuán peor podría estar. Ya es hora de salir de su casa y afrontar la realidad, su hospedaje en la Caverna de Platón llegó a su fin, gracias por su visita. Siguiendo las siguientes instrucciones usted podrá ir lentamente mejorando, o al menos evitará caer más abajo, en el sótano del sótano.

• Existe algo llamado “día” y algo llamado “noche”, afuera no tendrá un tubo fluorescente para encender ni una persiana para cerrar, va a ser mejor que le ponga pilas al despertador, hay un sol que tiene sus horarios y no se modifican haciendo click.

• Del otro lado de la puerta existe algo llamado “mundo real” que en nada se parece a los exteriores de las películas policiales ni a los escenarios de los juegos violentos de la play, nada que ver, es un ambiente muchísimo más hostil.

marianooct21

• Los árboles, las flores son totalmente reales, no recibirá puntos extras por podarlos. Tampoco por matar pájaros ni patear perros, en cambio sí reciba una mordida de lo más real.

• Esos personajes que circulan por la calle no son avatares, son seres reales, no intente interactuar con ellos, son personas de carne y hueso. Tampoco intente hacerles daño, esto no es una película de zombies.

• Si aparece un patrullero policial o un camión de bomberos con sirenas ululantes, corra a esconderse en algún sitio seguro, no se quede ahí como vaca mirando pasar el tren, entienda que no está viendo una serie de Netflix. Raje si ve que la cosa se pone turbia, que acá no tiene vidas extras. Acá, cuando usted llega al Game Over se le apaga la pantalla para siempre.

• Cambie esa cara de bacalao triste y -ahora que por fin se sacó el barbijo- vuelva a sonreír con la boca. Hace casi dos años que usted le sonríe a todo el mundo con los ojos. Pues bien, lamentamos informarle que nadie lo notó jamás. A lo sumo algunas personas pensaron que usted era chino o japonés. Las arrugas que le quedaron en los ojos de tanto fruncirlos, no se las va a quitar nadie. En cambio, tomando un poco de sol se puede quitar la blancura que le dejó el tapabocas y que lo hace parecerse al Guasón.

• Lo que hasta el mes pasado llamábamos “reunión” ahora será algo de características similares pero sin una pantalla de por medio. Los sujetos participantes se podrán ver de cuerpo entero, por lo tanto, de ahora en más evite asistir a las reuniones en joggineta y crocs. Tampoco es necesario llevar auriculares y micrófono.

• Este nuevo tipo de evento, de característica presencial, cuenta con un tipo de app natural llamada “olfato”. A partir de ahora será necesario que se bañe para ir a los encuentros con sus semejantes. No sea mugriento, que llevamos muchos meses de moho acumulado y no todos perdimos el olfato.

• La peor parte de la pandemia ya pasó, no es necesario que siga comprando papel higiénico. Ni que lleve un rollo en el bolsillo para salir de su casa. A partir de ahora es mejor que intente acopiar otro tipo de papeles, esos que mermaron mucho en nuestros hogares, unos papeles de colores, que tienen una forma rectangular y que sirven para comprar cosas.

• Estos meses usted estuvo intentando hacer actividad física siguiendo los videítos de YouTube pero los abandonaba luego de la primera clase. Pues bien, por fin reabrieron los gimnasios. Ahora usted tiene la posibilidad de inscribirse y luego abandonarlo de manera presencial, como realmente se debe hacer.

• El regreso al trabajo no virtual puede ser traumático, es aconsejable no comenzar de golpe, ir una hora el lunes, dos horas el martes, y seguir así hasta el viernes, es decir: siempre dos horas. El trabajo es nuestro segundo hogar y regresar a él no es fácil, mientras dura este periodo de reacostumbramiento, su jefe le dará tareitas fáciles como pintar, cantar o cobrar las facturas que quedaron pendientes desde que empezó la cuarentena.

marianooct212

• Ahora puede hacer una cita presencial con una persona, es posible que ella no luzca tan agraciada como en las fotos que exhibe en redes sociales. Para evitar que dicho contraste le cause desazón, realice la siguiente práctica preventiva: desnúdese frente al espejo y mire en detalle como lo dejó el encierro domiciliario. Comprenderá en el acto que nadie lo quiera para el acto.

• Una vez que esté sentada frente a la persona citada apague su celular. Para comunicarse use la app “Hablar” que encontrará justo entre sus dientes. Al hacerlo no intente imitar los emoticones de los chats, nada de bracitos con biceps en señal de fuerza ni manitas rezando en señal de pedido de perdón, no sea patético. Piense bien antes de hacer clik en “enviar” lo que está por decir, recuerde que si dice una estupidez acá no existe la opción “eliminar”. Ya mismo tome nota: sonreír equivale a un “me gusta” hacer ojitos es un “me encanta”. Si el otro se va sin saludarlo es que lo han blockeado.

• Recuerde que estamos hartos de estar metidos en la covacha por culpa del covicho. Si busca un acercamiento afectivo con un semejante evite los siguientes temas de conversación: cómo preparar la masa madre, cómo combatir los grillos topo, diferentes calidades de alcohol en gel, última moda en mascarillas, ranking de efectividad de vacunas y dónde hacerse el hisopado. Si, por error, llegara usted a tocar algunos de estos ítems, notará que de inmediato su interlocutor tomará distancia social con usted.

• Sea consciente que luego del encierro hemos perdido el estado físico y la coordinación motriz. Esa actividad horrible que usted hacía y que –de un modo presuntuoso- usted suponía que era bailar, ahora le saldría un millón de veces peor. Si lo intentara sería irritante a la vista y hemos perdido el olfato pero no el buen gusto. Vaya a algo más simple, invite a esa persona a caminar hacia un lugar oscuro donde se pueda observar el tintineante latir de las estrellas. Tampoco se vaya muy lejos, no la lleve hasta Noruega para ver el aurora boreal, no, acá nomás, en la plaza más cercana es suficiente. Notará entonces cierta intimidad y silencio, como cuando se corta el Wifi. En ese momento baje su barbijo y apoye sus labios sobre los de su acompañante. Si percibe cierta temperatura no es señal que la pc se esté recalentando, no, así son los contactos reales, se llama beso y no es un Gift. Si entre ambos prospera el intercambio de archivos pero les resulta muy lento, es posible que se vean abocados a insertar el pendrive en el puerto disponible a tal fin, o en alguno de los dispuestos a otros fines. Es por eso muy importante que no olvide tener siempre el antivirus actualizado y bien guardado, en el bolsillo.

por Mariano Cognigni