punilla

Transformar la energía espiritual en las Sierras de Punilla

Sin dudas, el mejor programa que se puede planear, es viajar a las sierras de Cba, en particular a Santa María de Punilla (ubicado al norte y a 50km de la Ciudad de Cba). Pueblo pensado para la familia y su recreación al aire libre, concretar encuentros con amigas y amigos y el tan preciado relax.

Por Gabriela Taborda Varela

punilla2

Santa María brinda momentos únicos con la naturaleza, con el agua, con el aire, con los árboles, con el canto de las aves como el mejor de los conciertos. Cada espacio, cada rincón, cada piedra tiene historia, tiene vida.


Las sierras de Córdoba ofrecen un paisaje exquisito, las montañas se elevan sobre la llanura de la ciudad, regalando colores diversos y formas elevadas que dan la sensación de unión con el cielo.
La variedad de los escenarios naturales es la principal atracción para los que buscan alejarse de la vida cotidiana de la ciudad. La profunda vegetación y la diversidad geográfica de las montañas invita a desconectarse, desestresarse, a través de actividades en relación directa con el entorno natural, montañismo, senderismo, natación o sólo contemplar el paisaje, entrar en un estado meditativo en unión con la naturaleza. No es necesario esperar las vacaciones o diferentes temporadas para viajar a las montañas, se puede disfrutar en cualquier momento del año.
“ Volver a la Tierra desde el corazón y hacía el corazón de la naturaleza, sanar para ser uno con el Universo. El entorno natural da cuenta del sentir del cuerpo, pudiendo así reconocerlo como el territorio que nos habita, cultivándolo con pensamientos sanos, alimentación nutritiva y sustentable”, recomendó una profesora de yoga de Punilla.
En conversación con una Profesora de yoga, contaba que la gente se suma a las clases al aire libre, además se realizan caminatas planteando como objetivo mantener limpias las márgenes del río. Ella sugería una actividad: “Cierren los ojos, suelten responsabilidades por un momento, saquen los zapatos y pónganse cómodos, imaginen sentir la arena, el pasto en los pies, caminen hacia el bienestar”. Invitando a una relación de armonía y equilibrio con el entorno natural, creando lo que crees. Sólo se trata de decidir por lo saludable, ecológico y transformador. Respirar calma, aire puro, sentir la brisa en la piel, transitar lo sano, alinea el espíritu, armoniza el corazón y renueva la energía del alma.
La pandemia por Covid-19 encerró y aisló a las personas. Hoy en un proceso paulatino, se vuelve a las actividades, sosteniendo los cuidados y protocolos correspondientes, las sierras vuelven a recibir al turismo con comidas típicas, balnearios con actividades al aire libre organizado para las familias, también plazas con juegos y diferentes actividades culturales.

Cuidar a la naturaleza, cuidar el ambiente para poder seguir respirando aire libre de contaminación. ¿Cómo se puede contribuir? Llevar una bolsa para los residuos que se genere.